Imprimir esta página

¿Qué puedo hacer cuando mi hijo adolescente va a una fiesta?

Explíquele a su hijo que cualquier permiso requiere información antes de tomar una decisión y que hay asuntos que le causan preocupación, como su seguridad y la exposición a situaciones difíciles.

Considere lo siguiente:

  • Defina siempre un horario de llegada de acuerdo a la edad
  • Conozca el sitio de reunión: teléfono, celular del anfitrión y de sus padres, dirección
  • Póngase en contacto con los padres del anfitrión de la fiesta. Averigüe detalles tales como la supervisión por parte de adultos, el lugar donde se realizará la fiesta, horario, y reglas respecto a alcohol, cigarrillo y otras sustancias
  • Cuando lleve al adolescente a una fiesta, espere a que entre, en lo posible acompáñelo y salude. Si no conoce a los padres anfitriones, preséntese
  • Si la fiesta no es en una casa, debe comprobar y verificar si es un evento auspiciado por algún colegio u organización que asume la responsabilidad sobre el cumplimiento de la ley y define las normas
  • Si la fiesta no es un evento auspiciado por el colegio, usted necesita:
    • Investigar la entidad que lo realiza
    • Reunir información sobre el lugar donde se realizará
    • Asegurarse de que habrá supervisión, seguridad y cumplimiento de las leyes, tales como no alcohol, ni cigarrillo para menores de 18 años
  • Facilite la posibilidad de que su hijo deje la fiesta en cualquier momento si el ambiente se torna difícil o si se siente mal. No lo reproche ni regañe. Esté listo para recogerlo
  • Su hijo debe saber que nunca se debe subir a un automóvil conducido por alguien que ha estado bebiendo, así sea poco
  • Promueva que su hijo asista a la fiesta con su grupo de verdaderos amigos, que son lo que se cuidan unos a otros