Factores ambientales

PDF Imprimir Correo
  • Estimulación: Toda estimulación que llevamos a cabo tiene un efecto sobre el desarrollo sin embargo existen diferencias entre lo que significa estimulación y estimulación adecuada. No todo lo que consideramos estimulación es pertinente o adecuado para las características específicas de cada niño/a. Es por esto que se considera necesario conocer y tener claridad de las características que cada uno de nuestros hijos/as tiene, ya que lo que es apropiado para unos, puede no serlo para otros.
  • Pautas adecuadas de crianza: Si bien es cierto que como padres buscamos lo mejor para nuestros hijos y desde este punto de vista consideramos nuestras pautas de crianza como adecuadas, es importante reconocer que no es posible tener las respuestas para todo, ni la certeza de estar haciendo lo correcto. Por esta razón es importante informarnos sobre las pautas de crianza que generan valores y comportamientos  adecuados en nuestros hijos. Algunas de las dificultades de aprendizaje (ej. hiperactividad y/o déficit de atención) tienen una relación directa con el manejo de límites, normas y pautas de crianza.

  • Factores culturales y socioeconómicos: Las actividades e influencias culturales y los modelos de conducta de las zonas donde residimos, la familia a la que pertenecemos, y el grupo social en el que nos movemos, son posibles factores que pueden influir en el  aprendizaje. Es necesario que como padres podamos ofrecer a nuestros hijos la posibilidad de tener un intercambio adecuado con nuestra cultura de manera que esté dentro de sus posibilidades futuras apropiarse de todo este conocimiento, transmitirlo y compartirlo. Las visitas culturales y educativas en compañía de personas expertas o que puedan aclarar cualquier inquietud siempre serán una buena opción para la estimulación de nuestros hijos.
  • Condiciones de la familia: La familia como primer núcleo social en la vida de nuestros hijos, favorece la formación de características de personalidad, características afectivo-emocionales y de relaciones adecuadas que permitirán el aprovechamiento de nuestros hijos durante las diferentes actividades a las que estén expuestos especialmente, el aprovechamiento escolar.  Con mucha frecuencia los niños son espejos de lo que ocurre en su entorno familiar. Así pues, los padres debemos hacer un ejercicio de auto-critica y preguntarnos si nuestras conductas son las que quisiéramos que nuestros hijos replicaran. Un gran número de niños/as con dificultades de aprendizaje son reportados por las escuelas como niños con problemas disciplinarios y/o dificultades de ámbito familiar.