0%


Logros y Acciones

A raíz de un reporte recibido a través de la línea virtual Te Protejo, enviamos comunicación al INVIMA acerca de una irregularidad con el producto Nestum Cereal Infantil el cual contenía un polvo vinotinto, que generó una gran preocupación al consumidor al tratarse de producto para bebés.

Desde Red PaPaz solicitamos al INVIMA nos informe los componentes del producto

A raíz de un reporte recibido a través de Te Protejo sobre un establecimiento donde presuntamente se vendían bebidas de bebidas alcohólicas a menores de 18 años, se activó la ruta con Dirección de Protección y Servicios Especiales (DIPRO) de quien realizó una inspección en el lugar y recordó que el ingreso de menores de edad puede acarrear sanciones pertinentes como el cierre del establecimiento hasta por 10 hábiles

Enviamos comentarios al primer borrador de Plan de Acción Mundial sobre el Alcohol 2022-2030 con el fin de fortalecer la aplicación de la Estrategia Mundial para Reducir el Uso Nocivo del Alcohol.

Algunos de los puntos claves son:
1. Poner en una sección aparte del documento todas las medidas que aplican a los operadores económicos en la producción y comercio del alcohol, con el fin de diferenciarlas de las iniciativas propuestas para los demás actores en las esferas de acción y ser consecuentes con el principio de protección contra intereses comerciales.

2. En el primer principio rector del plan de acción, y siempre que se haga referencia a la evidencia disponible, especificar que debe ser evidencia libre de conflictos de interés.

3. Aclarar que las organizaciones de la sociedad civil y los académicos para los que se proponen iniciativas en las esferas de acción deben estar libres de conflictos de interés.

4. Hacer explícito que se entenderán como operadores económicos en la producción y comercio de alcohol tanto a las empresas privadas, como a las empresas del Estado o mixtas.

5. Dentro de las medidas que aplican a los operadores económicos en la producción y comercio de alcohol, adicionar a lo ya mencionado en el documento sobre investigaciones y actividades en materia de salud pública, que también deben abstenerse de financiar o poner su marca en campañas y programas preventivos, particularmente en las escuelas o universidades.
En general, es importante que se aclare la posición sobre las acciones enmarcadas como Responsabilidad Social Empresarial.

6. Redefinir el propósito del diálogo entre la Secretaría de la OMS y los operadores económicos en la producción y comercio del alcohol de forma que no se interprete que estos últimos tienen un rol en salud pública como parte de la solución al problema. Adicionalmente, por transparencia, se debe aclarar que toda la información y detalles de las reuniones sostenidas debe ser pública en el registro de la OMS de agentes no estatales.

Red PaPaz lanza una estrategia digital que busca preguntarles al Ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo, a los Congresistas y a sus partidos: de qué lado están frente al impuesto saludable a las bebidas endulzadas.

Estar del lado del #ImpuestoSaludableYa a las bebidas endulzadas es estar al lado de la niñez, de la salud, de los más vulnerables, de los derechos humanos, del impulso a la economía y del cierre de brechas sociales. Esta medida respaldada por la mejor evidencia científica, sin conflicto de interés, y por organismos como la Organización Mundial de la Salud, el Banco Mundial, UNICEF, FAO, la OCDE e incluso la CEPAL, ha presentado evaluaciones robustas sobre los costos de la malnutrición para los países, concluyendo sobre la importancia de tomar medidas para reducir la obesidad y enfermedades no transmisibles, incluyendo el impuesto a las bebidas azucaradas.

Esta estrategia se impulsa en una coyuntura en la que se llevaron a cabo dos debates de la Reforma Tributaria, uno en Cámara y otro en Senado, que pasaron totalmente desapercibidos para la opinión pública. La proposición al #ImpuestoSaludableYA no quedó incluida porque NO estaba avalada por el Gobierno. Así mismo, hoy, faltando muy pocos días para el debate final, no sabemos si este impuesto estará en la ponencia, o si el Ministro de Hacienda y los partidos le darán el aval a la proposición que vienen firmado varios Congresistas, de manera independiente, para que se incluya este impuesto en la Reforma Tributaria.

Para Luis Fernando Gómez, Médico Salubrista y profesor de la Universidad Javeriana, y Mercedes Mora, nutricionista y profesora de la Universidad Nacional, existe una larga trayectoria histórica en la aplicación de impuestos a productos derivados del tabaco y a bebidas alcohólicas, la cual ha tenido impactos significativos en la reducción de la mortalidad y carga de enfermedad atribuibles a estos productos. A partir de estas experiencias, y de la evidencia obtenida en varios países latinoamericanos, varios países han aprobado medidas tributarias para desestimular el consumo de bebidas endulzadas, con resultados prometedores para la salud poblacional. Los impuestos a estos productos son particularmente efectivos en reducir su ingesta y mejorar la salud de los consumidores de bajos estratos socioeconómicos, debido a que estos grupos poblacionales son más sensibles a los incrementos de precios. Diversos estudios indican que las personas de bajos ingresos sufren de manera desproporcionada las consecuencias negativas para la salud de la obesidad y de las enfermedades crónicas no transmisibles asociadas.

Para Martha Yaneth Sandoval, economista y experta en políticas públicas en salud,  la evidencia libre de conflicto de interés ha demostrado que en países donde se ha implementado, el impuesto a las bebidas azucaradas no acabó ni con las tiendas de barrio, ni con los empleos; por el contrario, si Colombia continúa retrasando la adopción de esta medida,  los costos para el país serán muy altos tal y como ha sido evidenciado por la OCDE, según la cual la epidemia de sobrepeso y obesidad, reduce la esperanza de vida y tiene un impacto económico negativo, expresado en una pérdida del 3,3 % del producto interior bruto (PIB) en los países de la OCDE.

Para Juan Carlos Morales González, director de FIAN Colombia, avanzar en la implementación del #ImpuestoSaludableYA es una estrategia adecuada para reducir la exposición de la población colombiana a las bebidas endulzadas, especialmente en franjas poblacionales, como los niños, niñas, adolescentes, población joven y las mujeres, cuyas afectaciones particulares derivadas del consumo de esos productos, son mayores y más graves. Además, los recursos reunidos con ese impuesto son, hoy más que nunca, absolutamente necesarios para fortalecer económicamente las acciones de salud pública que el Estado debe implementar para combatir la malnutrición (en su componente de sobrepeso y obesidad) y las enfermedades crónicas no transmisibles relacionadas.

Para Carolina Piñeros Ospina, Directora Ejecutiva de Red PaPaz, es una vergüenza que ante un tema de gran interés ciudadano, estemos ante una maniobra tan confusa y poco transparente, con un Ministro de Hacienda que no ha definido públicamente su indispensable apoyo a esta medida. Y por otra parte, un proyecto en el que hay 52 ponentes y 26 coordinadores ponentes, una dispersión de la responsabilidad que posibilita que algunos de ellos privilegien sus intereses particulares, por ejemplo, sus compromisos con los financiadores de sus campañas, a espaldas de la salud y la economía del país.  Preguntaremos públicamente al Ministro José Manuel Restrepo si apoya el Impuesto Saludable a las Bebidas Azucaradas, así como a los jefes de los partidos, a los 26 Coordinadores Ponentes de la Reforma Tributarias y a los 52 ponentes. Tendremos disponible en www.villanabebidaazucarada.org la información de la postura pública de nuestros tomadores de decisión e invitaremos a que los ciudadanos les preguntemos hasta que nos respondan y asuman entonces la responsabilidad ética y política de sus decisiones, que por su investidura les corresponde.

 

Red PaPaz de la mano de varias organizaciones de la sociedad civil lanzaron una movilización ciudadana que busca presionar al Congreso de la República para que incluyan el #ImpuestoSaludableYa a las bebidas endulzadas en la Reforma Tributaria que fue recientemente presentada por el Gobierno Nacional. A través de la plataforma Entre Todos, las personas podrán enviar un correo electrónico a los cerca de 90 congresistas de las Comisiones 3 y 4 de la Cámara y Senado así como al Ministro de Hacienda José Manuel Restrepo, expresando su apoyo a que Colombia cuente con un impuesto no menor al 25% a las bebidas endulzadas con el fin de disminuir su consumo y recaudar alrededor de 1,4 billones de pesos anuales que podrán ser invertidos en programas de agua potable y saneamiento básico y programas para la prevención de enfermedades no transmisibles.

 

Esta iniciativa va en línea con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud y UNICEF de implementar 4 políticas para detener los altos niveles de malnutrición (desnutrición, sobrepeso y obesidad), especialmente en niñas, niños y adolescentes. El consumo habitual de estos productos son la causa del 13% de mortalidad en diabetes y 5% por enfermedades cardiovasculares[1] y reducen en casi 3 años la esperanza de vida. Adicionalmente y de acuerdo con un estudio de la OCDE[2] las personas con obesidad tienen menor rendimiento académico y profesional, y 8% menos de probabilidades de ser contratados. Así mismo, el estudio establece que los menores de edad obesos sufren discriminación y acoso en las escuelas.

 

Colombia está entre los países con mayores niveles de consumo de bebidas azucaradas, por encima de Uruguay y México[3]. Así mismo, de acuerdo con la ENSIN 2015, 1 de cada 4 escolares entre 5 y 12 años tienen exceso de peso y el 56,4% de los adultos afrontan esta misma situación que está asociada al consumo habitual de bebidas y comestibles ultraprocesados. Al observar los datos a nivel territorial, la situación es igualmente preocupante, en todas las regiones, entre el 2010 y el 2015, creció significativamente la prevalencia de exceso de peso. Es así como el 62,5% de los territorios presentó mayores prevalencias con referencia al 2010.

 

Este impuesto a las bebidas endulzadas es una medida costo efectiva que protege el interés general y a las poblaciones vulnerables encima de lo particular, pues tiene como objetivo la protección del derecho a la salud y la alimentación adecuada de todos los colombianos, beneficiando a cerca de 10.500.000 hogares colombianos.[4]

 

La evidencia científica libre de conflicto de interés establece que con este impuesto, la cartera de salud podría ahorrar alrededor de 25 billones de pesos anuales en atención de las enfermedades crónicas. Cabe recordar que sólo la atención atribuible a la diabetes, relacionada con el consumo de bebidas azucaradas, fue cercana a 1,1 billones de pesos para el año 2020.

 

Para Carolina Piñeros Ospina, Directora Ejecutiva de Red PaPaz, el Impuesto saludable a las bebidas endulzadas es más necesario ahora por la situación de salud y pobreza de los colombianos, pero particularmente con las personas menores de 18 años. Esta es una urgente medida para el país.

 

 

 

[1] Vecino Andrés. A tax on sugar sweetened beverages in Colombia: Estimating the impact on overweight and obesity prevalence across socio economic levels; 2018

[2] OCDE. La pesada carga de la obesidad; 2019

[3] Universidad Nacional de Colombia. 2020. Impuestos a las bebidas azucaradas aportarían a la producción de frutas y hortalizas.

[4] Ibid

0
0
image
https://www.redpapaz.org/wp-content/themes/blake/
https://www.redpapaz.org//
#50CCB3
style1
paged
Loading posts...
/home/redpapaz.org/public_html/
#
on
none
loading
#
Sort Gallery
https://www.redpapaz.org/wp-content/themes/blake
on
yes
yes
off
Escribe tu dirección de correo
on
off